Expresiones de la Aldea, Notas Centrales

BITÁCORA DE PANDEMIA


Hojear sin juzgar el cuaderno de bitácora de viaje en esta pandemia en el que diferentes y distantes personas escriben reflexiones y sentires de esta historia

La Opinión/ La Voz del Sud

Nos asomamos al cuaderno de viaje en pandemia del Dr. Jorge Germán Sepúlveda. Abogado y funcionario municipal

Ya hace más de un año, nuestro día a día se vio condicionado por la expansión de un virus que parece no tener fin. Esta nueva “normalidad” es un día a día, peleándole mano a mano (y tal vez ni siquiera con ventajas) a una pandemia que nos ha costado vidas. Sí, vidas: padres, hijos, abuelos, amigos, vecinos. Pero esta situación, por más desesperanza que nos genera, nos enseña que la solidaridad es fundamental. Cuidarnos, es cuidar al otro. Respetar los aislamientos, es ser consciente de que podemos contagiar, podemos enfermar, y las consecuencias del virus pueden resultar fatales.

Aquí en la ciudad, gratamente me ha sorprendido la solidaridad de los vecinos. En su mayor parte, ha tomado mucha relevancia el apoyo incondicional a aquellos más vulnerables a toda esta situación. Obviamente, han existido episodios de egoísmo y oportunismo de algunos, pero creo que no deberíamos centrarnos en ellos. Mejor pongamos nuestro foco en esos que, con pequeños actos, pequeños gestos aportaron su grano de arena en esta lucha en la que estamos todos.

Y sí, estamos todos. Porque de esto salimos juntos. Con solidaridad, con conciencia social, sin egoísmo ni oportunismo, cuidándonos y cuidándolos. Es una excelente oportunidad para conocer de dónde venimos y hacia dónde vamos. Sin dudas nos encontramos transitando un hecho histórico, que genera y generará un gran quiebre en la manera de observar la vida que teníamos.

Recordemos, de un día al otro nuestra vida cambió. Casi sin esperarlo, una mañana nos enteramos que allí afuera nos aguardaba un virus, mortal en algunos casos, y a partir de ahí, lo que acostumbrábamos, nuestra rutina, ya no fue.

¿Saldremos de esto? Sin dudas. ¿Mejores, peores o iguales? No podremos saberlo. Pero siempre que ocurren cambios de paradigma, uno tiene la esperanza de que sean para bien. A cuidarnos, que es también cuidar al que tenemos al lado.

Pintura de Rohan More, Mumbai.