Expresiones de la Aldea

El binomio que nos hace víctimas

María Victoria Castreje (*)

Fulana de Tal, tan invisible que ni nombre tiene: Fulana. Tan insignificante que le pertenece a alguien, o a todos los Tal que la rodean sin verla, sin notarla.

Una fulana, una nadie entre la gente, un ser-objeto sin identidad. Fulana. Un bien sin valor pero con precio para los Tal que la poseen.

Quizás estas sensaciones son las que atraviesan a las tantas “Fulanas de Tal”, fulana de nadie, cuyas vidas son arrebatadas todos los días en manos del “Tal” de turno.

Fulana de Tal somos todas las que, por ser mujeres, fulanas, exponemos nuestra vida cada día, todos los días. Fulanas de Tal que valemos menos que la bala o la paliza que nos mata.

Detalle de “El rapto de Hipodamía”, de Pedro Pablo Rubens (1636).

(*) Soy María Victoria Castreje. Nací en el 81, en la provincia de Buenos Aires; hace dieciséis años que vivo en San Luis, lo que me hace un poco puntana por elección. Soy Profesora de inglés. La lectura siempre fue uno de los grandes placeres en mi vida. También fantaseaba con escribir pero nunca me había animado, hasta este año, tan particular para todos cuando por fin me animé e inicié un taller literario de la mano de la Profesora Viviana Bonfiglioli.