Expresiones de la Aldea

De carpinchos, lagunas y turismo en San Luis

La Columna de Iris

Qué cosa curiosa esto de los carpinchos en los barrios recontra privados tipo Nordelta. Que no sé bien qué es, ni qué quiere decir, ni dónde queda. Pero todo eso no tiene importancia, lo cierto es que los bichitos se pasean por los jardines y se ha armado un lío espectacular. Los que saben dicen que al construir tantas casas les taparon el agua y los carpinchos se metieron donde pudieron.

Fueron graciosos algunos cuentos en las redes que señalaban que, por ejemplo, si vos te construís una casa en medio de la montaña, te vas a encontrar con llamas y alpacas. Es la casa de ellos. No tenés de qué asombrarte. Raro sería que aparezcan en la ciudad.

El campo es para los bichos, cualquiera lo sabe. Igual, vale la pena rescatar la catarata de idioteces que se dijeron y que no tuvieron desperdicio. Es, más o menos, como los que se asombran de que en enero haga calor, de que al lado de las lagunas te piquen los mosquitos, o cosas por el estilo. Sucede.

¿Sabés que en Junín, coqueta localidad del noroeste de la provincia de Buenos Aires, sobre la gloriosa ruta nacional número 7, hay una laguna que se llama El Carpincho? Sí. Está a cuatro kilómetros del centro de Junín. Es de la cuenca del río Salado. Mucha pesca. Tiene como para ir a pasear y todo eso. Hay como juncos, totorales y eso. Hablando de ese tema.

Este verano se viene con todo el turismo en San Luis. Ni se te ocurra hacer planes para ir a otro lado. No hay un sope, es todo un lío. No te dejan entrar, no te dejan salir. Quedate acá y chau.

Yo te voy a ir pasando unos lugarcitos piolas para ir, tipo diques y todo eso. Nos quedamos en familia y chau. Como toda la parentela de la Deolinda que en el verano pasado se fueron todos a La Florida y la pasaron genial. Todos en la laguna, con deportes náuticos (que no sé cuáles son, pero no importa).

Asaditos con bailongo y eso. Con los protocolos y todos los requisitos, pero tranquilos y en familia. Viste que la Deolinda es mentirosita, porque ella ni se baña, no sé qué me viene con deportes náuticos. Pero sé, por chismes, que otros se subían a botecitos y eso. Yo te voy a hacer tipo guía de turismo.

Empecemos…hoy Dique Piscu Yaco. Sobre el faldeo occidental de las Sierras de los Comechingones, en el Corredor de la Costa de los Comechingones, sobre la Ruta Provincial número 1, se encuentra en el kilómetro 25, en el extremo sur del Municipio de Cortaderas, contiguo al paraje de San Miguel. Las localidades más próximas son Cortaderas y Villa Larca. Está cerca de Los Molles, Carpintería,y la Villa de Merlo, a 25 kilómetros. Para acceder al Dique Piscu Yaco se debe tomar la Ruta Provincial número 1. Una vez ubicado en el kilómetro 25,5, se debe tomar camino de asfalto de 2 kilómetros, el cual conduce justamente al lugar.

Es posible llegar allí en vehículo propio o transporte público desde Villa de Merlo u otras localidades del Corredor de la Costa de los Comechingones, bajándose en la Ruta al comienzo del camino de tierra, y luego caminar hasta el Dique. El servicio de transporte tiene una frecuencia en promedio de una hora. Ingreso libre. El dique es un magnífico espejo de agua emplazado en las Sierras de los Comechingones, a 190 kilómetros de la Ciudad Capital de la Provincia, bautizado como Piscu Yaco, que significa “Aguada de los Pájaros”, evocando la obra de nuestro Antonio Esteban Agüero.

Está todo relacionado con los pueblos originarios de la zona. Muy cerca de allí, en 1551, una matanza llevada adelante por colonizadores españoles casi que terminó con la población del pueblo comechingón. El Dique fue inaugurado el 20 de diciembre del 2010. Es alimentado por el arroyo La Sepultura. El atractivo escenario natural está embellecido con un área de servicio, el cual cuenta con un balneario con 100 metros de playa de arena, 10 sombrillas de paja y 5 quinchos dispuestos para 10 puestos comerciales. Además, brinda a sus visitantes la posibilidad de practicar turismo activo, práctica de deportes náuticos sin motor. Todo esto me lo copié de la Secretaría de Turismo, andá con toda la familia y pasalo bomba.