Reportajes

María Daniela Garro, 11-09-2022

Soy María Daniela Garro, nací el 25 de agosto de 1990 en San Luis capital. Me crié en la zona de Avenida Italia y Almirante Brown, allí pasé mi niñez hasta los trece años, cuando nos mudamos a los barrios nuevos. La música viene de mi familia, folclore y tango era lo que siempre se escuchaba, por mis tíos, abuelos, primas, me crié en ese ambiente, todos los domingos en mi casa se hacían juntadas de folcloristas, de amigos. A los ocho años mi mamá abuela, porque me criaron mis abuelos, me preguntó si me gustaba cantar porque me escuchaba cantar todo el tiempo, ella tocaba la guitarra muy poquito pero empezamos a hacer canciones para la familia en las juntadas, así fue como comencé, luego canté en escuelas, peñas, radios, y así comenzó todo. De grande decidí perfeccionarme, ahora soy profe de folclore, de danzas folclóricas, estudio el profesorado de música, soy profe de canto, trabajo con los niños y les doy música, de grande me formé por mi cuenta, de chica lo tomaba como un hobbie hasta que se convirtió en mi profesión.

Puedo decir que desde los ocho años nunca dejé la música, me di cuenta de que era mi pasión, que me gusta mucho transmitir lo que se siente, tengo el folclore en la sangre, recién de grande empecé a probar otros estilos. Tuve un grupo vocal de mujeres: “Mamá Cora”, donde fui parte de esa agrupación que hace música latina.

Tengo un gusto muy amplio. Las primeras presentaciones fueron en los actos de mi escuela, pero se podría decir que la presentación más grande e imponente fue en la Callecita Angosta, un hermoso recuerdo, tenía solo 11 años y fue mi primera presentación frente a muchas personas. Canté una zamba que se llamaba “La Añera”, fue la primera que saqué, y una chacarera llamada “Déjame que me vaya”.

Me presenté junto a Franco Amaya, quien representaba a La Toma, después seguí presentándome con los músicos de mi abuelo, y tíos hasta los 18, donde surgieron ideas de formar mi banda con chicos jóvenes, eligiendo mi repertorio. Allí arrancó mi banda de jóvenes, con Lucas Díaz, Ariel Barroso, Miguel Orozco, viajábamos a Catamarca en una experiencia muy linda. Después, mi primera banda… yo era muy chica, también tuve una banda que se llamó “Soy Ar”, con Enzo Sosa, Ariel Vázquez, tocamos en muchos lugares. Luego pasé por “La Folka”, con unos amigos mendocinos. Actualmente estoy en una banda súper consolidada que se llama “Daniela y los Garrones”, también soy parte del ensamble de voces de la Universidad Nacional.

Estoy incursionando en el piano y la guitarra, que son materias de la facultad, me cuesta un poco porque trabajo mucho, lo que más me gusta es la percusión y el canto y en ese camino participo en el grupo “Flor de Candombe”, es un grupo de chicas. Mi trabajo está relacionado con niños pequeños, soy la seño de música en el Jardín Cariñositos, estoy en el Laboratorio de Sueños que es una escuela informal para la Formación Integral de Artistas y trabajo con chicos de 3 a 6 años, iniciándolos en el arte y en la música, también doy canto a los niños de 7 y 10 años en ese lugar.

En otra escuela informal llamada “La crisálida” doy iniciación en el arte y música a pequeños, soy parte de “Inquieta Producciones” donde hacemos eventos, hace poco publicamos un video que ha tenido una repercusión hermosa, estamos incursionando en nuestras propias canciones, ya tenemos tres canciones en todas las plataformas, y estamos por grabar más para para terminar ese EP.

En YouTube tenemos canciones propias, como presentaciones en el pre Cosquín, el último lo hicimos con San Luis Musical, de la Casa de la Música. Se llama El bailarín de los Montes” y salió muy lindo, el próximo será de nuestra chacarera “Gualicho”. Consolidar y armar una banda es difícil, somos un grupo unido.

Además de terminar el EP queremos hacer un próximo video de una canción propia, volver a presentarnos en el Pre Cosquín, para llegar a ese gran escenario. También planeamos salir de la provincia, conocer otros lugares, volver a participar de los festivales en la provincia.

Personalmente quiero recibirme de profe de música, el año pasado pude recibirme de profe de Ciencias y Danzas Folclóricas, así que voy cumpliendo algunos sueños de a poquito. Ser músico es difícil, apasionante, sin los amigos, familia o compañías de la vida es imposible transitarlo, ningún artista sería nada sin esos vínculos cercanos que apoyan y acompañan. Los Garrones está conformado por Rubén Jofré quien hace los arreglos y es el tecladista, Toni Funes en el bajo, Emiliano Quintana en la percusión, Enzo Torres en guitarra y charango, Enar Povez en violín y quena. Los músicos no solo necesitamos el apoyo de la gente, sino de los medios que nos ayudan a difundirnos y hacernos conocer, es muy importante que seamos tenidos en cuenta.