Reportajes

Rodrigo Nicolás Rivarola, 11-09-2022

Mi nombre es Rodrigo Nicolás Rivarola, tengo 18 años, nací en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero hoy resido en Villa Mercedes, San Luis. Mi padre se llama Rodrigo Roberto C. Rivarola, es de la provincia de Córdoba, mi madre se llama Analía Raquel Oviedo, oriunda de Villa Mercedes. Tengo dos hermanos, que se llaman Valentina Rivarola (15 )y Cesar Gabriel Lozano (24).

Desde mi nacimiento viví situaciones muy complicadas, por mi salud, muchas internaciones, terapias, viajes, etc., lo que me llevó a conocer muchas a personas y compartir momentos y situaciones, algunas lindas y otras no tanto. De lo que tengo muchos recuerdos y muchísimas amistades, a pesar de mis limitaciones motrices, es de mi niñez: pude realizar cuanta actividad quise, siempre estuve rodeado de buenas personas, amigos y sobre todo la familia, quienes siempre alentaron para que mi vida se desarrollara de forma normal. Siempre me gustaron los autos de colección, por lo que jugar con ellos era mi juego favorito. Sigo en contacto con amigos que eran del jardín de infantes.

El jardín maternal lo hice en la escuela Ramiro Podetti, el jardín infantes, la primaria y la secundaria la realicé en la E.P.A N°10, Maestro Escultor Vicente Lucero, en el barrio de La Ribera.

Hace 3 años surgió esto, ya a mí desde muy pequeño me gustaba la música, y un día mi abuela me regaló una consola computadora, y lo que comenzó como un juego, gracias a un queridísimo amigo (Emiliano Ballesteros), se convirtió en una profunda pasión y una hermosa profesión, en la cual trato de perfeccionarme y crecer en todo momento.

Todo comenzó con una invitación para eventos y fiestas infantiles realizadas en lugares públicos, la gente empezaba a conocerme y yo la pasaba muy bien, y así fue como llegué a lo que hoy he llegado, trabajar de lo que realmente me gusta y amo.

Actualmente me desempeño como DJ, en eventos varios, como cumpleaños, casamientos, eventos solidarios y públicos, el ser DJ es una actividad que me apasiona y la disfruto mucho, cada vez que me toca estar frente a la gente, transmitiendo mis conocimientos y haciéndoles pasar un lindo momento.

En mi vida hubo muchas situaciones y momentos difíciles, pero que gracias a Dios y a mi gente, mi familia, que siempre me han apoyado y han hecho hasta lo imposible para lograr mi bienestar, gracias a ellos, hemos superado todos los obstáculos que se han presentado. Recibí ayuda de muchas personas, a las que les voy a estar agradecido toda la vida, y sin dudas, eso ha sido una marca a flor de piel.

Me he convertido en una persona muy sociable y empática, en buena gente gracias a mis padres, soy responsable, un luchador permanente, un trabajador incansable, que ama lo que hace.

Me emociona la familia, verlos sonrientes y felices me llena el alma, brindar una buena presentación también me emociona. Mi pasión es la música, enganchar la música para que la gente disfrute y se divierta. Lamentablemente la sociedad y la burocracia institucional ponen muchas trabas, esto es algo que me genera enojo y dolor, personalmente mis padres han tenido las armas para luchar contra todo esto, pero sé y veo situaciones en las que muchas personas sufren este maltrato.

Me gusta todo tipo de género musical, escucho de todo y en todo momento, si tuviera que inclinarse preferentemente sería por el reggaetón. Soy de leer en los portales de noticias web, y todo lo relacionado con la música. Me encanta leer, estar al tanto de todo.

Mi tiempo libre me gusta compartirlo con mi familia, ya sea en casa en una situación cotidiana, disfruto mucho de las salidas con mi amigo Maxi Díaz.

De mis padres aprendí que no importan las limitaciones, que todo se puede lograr con sacrificio y con muchas ganas, todo se logra si te esmerás, también el ser un agradecido en la vida es muy importante, sin importar las limitaciones que uno pueda tener.

La amistad es muy importante, el rodearse de buenos amigos siempre hace bien, hace que la vida sea más fácil y mucho más feliz. Los amigos verdaderos valen oro.

Soy un agradecido de la provincia en la que vivo, su gente, los paisajes, la calidad de vida, es muy admirable, y me llena de orgullo cuando escuchás a gente de afuera, de otras provincias que cuando vienen por turismo no se quieren ir más, o enseguida quieren volver, San Luis es bellísima, es mi lugar en el mundo.