Expresiones de la Aldea, La Aldea y el Mundo, San Luis

La palabras como legado

Por Florencia Baccello

El sublime escritor Eduardo Galeano decía en su “Libro de los abrazos” que la palabra “recordar” viene del latín “re-cordis” y significaba “volver a pasar por el corazón”. Es así que recordar a Jorge Sallenave es regresar más de una vez a sus pensamientos, memorias y acciones vinculadas con los libros que dejaron huellas imborrables en sus colegas, familiares y amigos que aún sienten su partida.

Como forma de homenajearlo y llevarlo impregnado en los más hondos pensamientos y principalmente en las palabras que tanto utilizaba, su familia junto con el grupo Payné organizó el certamen literario “Jorge Sallenave”, en el que luego de varios procesos de selección, evaluación y lectura, el jurado, que estuvo conformado por Pedro Bazán, Paola Duhalde, Eduardo Sallenave y Gabriela Pereyra, seleccionó 15 relatos que conforman la antología que a partir de hoy se podrá descargar gratis en las página web de El Diario de la República y La Opinión.

Eduardo, hijo de Jorge, expresó que a la convocatoria, que abrió en noviembre del año pasado, llegaron más de 400 relatos cortos de todos los puntos cardinales. No solo los escritores puntanos se animaron a participar, también de todo el país y el mundo.

La antología está conformada por relatos cortos que pasan por diferentes géneros como el costumbrismo, la ciencia ficción y la fantasía.

“El proceso de armado del certamen, como el de selección, fue muy lindo. La posibilidad de convocar a escritores en un principio y culminar con una antología lo viví como un aprendizaje muy gratificante”, explicó Sallenave, quien tuvo la idea principal de realizar este concurso en honor a su padre.

“No estuvo entre los planes de Jorge, surgió después de su partida. Me pregunté a mí mismo cómo se honra la memoria de un escritor y me dije que la mejor manera era que otros también escriban y se sientan entusiasmados para seguir su legado tan rico e interesante”, afirmó.

El hijo de Sallenave adelantó que además de los 15 relatos que conforman la antología, los lectores se encontrarán con un trabajo inédito de su padre que Eduardo encontró entre los archivos que quedaron en el estudio de Jorge, donde pasaba su tiempo entre papeles y biromes.

“Nos gusta saber que entre los relatos seleccionados hay de escritores puntanos. Que se sientan interesados por este tipo de trabajos resulta muy gratificante”, agregó.
Pensar en que la antología sea digital y accesible para todo el mundo también es algo que entusiasmó a Sallenave y todo el equipo de trabajo que llevó adelante la edición del libro.

“También elegimos el formato de relato corto, que resulta más ágil para el público a la hora de leer”, explicó Eduardo.
Aunque es muy pronto para pensar en un nuevo certamen, el organizador expresó sus deseos de que se realicen nuevos eventos literarios en San Luis a partir de la salida de la antología.
“Me gustaría que sea un punto de partida para todos aquellos que se animen a escribir en la provincia”, concluyó.